viernes, 5 de noviembre de 2010

Giro ¿inesperado?

No tanto. Lo cierto es que llevaba un montón de tiempo pensando en darle un cambio al blog. Tener margen y poder escribir o, más bien, desbarrar, sobre todas aquellas cosas que se me pasan por la cabeza.


No esperéis filosofadas. Cuando hablo de desbarrar me refiero a que escribiré sobre cualquier cosa. Lo mismo me da por discurrir sobre el mito de la caverna como por contar la última tontería que acabo de escuchar por la calle.


Así que, como se diría en términos náuticos, adquiero una nueva derrota, virando mi particular nave del ciberespacio hacia un nuevo rumbo en el que un océano de ideas tiene cabida.

2 comentarios:

Blog A dijo...

Me gusta.
Besitos

Gata dijo...

Desbarra Rafa ;P
besitos y saluditos